El Haz de Lictores es uno de los símbolos del escudo de la Guardia Civil.


Originalmente, los lictores eran guardaespaldas de autoridades de la República Romana. El concepto lictores, a partir del mencionado origen, tiene una simbología que guarda una estrecha relación con los valores del Cuerpo, motivo por el cual se decidió su utilización.


Los soldados romanos que protegían a las autoridades de la República, poseían un grupo de varas (las «fasces») que envolvían a una hacha, que se ubicaba en su interior. Este hecho simboliza que una de las varas puede ser fácilmente quebrada por las manos de una persona, pero un grupo de ellas es difícilmente quebrable. Por tanto, el Haz de Lictores es un símbolo del concepto «la unión hace la fuerza», reflejado tanto en el haz que envuelve al hacha, como en el grupo de escolta de las antiguas autoridades romanas.


En el Cuerpo Benemérito, valores como el compañerismo, la lealtad, el espíritu de servicio, el sacrificio, el honor… aparecen representados en esa figura, presente en su escudo.